Gracias a la Interoperabilidad entre el Segip y la reacción inmediata de las Notarías de Fe Pública, se evitó que se cometa un delito contra dos menores en la ciudad de Santa Cruz.